Cocinar con aceite de oliva virgen extra

En Diferente solo cocinamos con aceite de oliva virgen extra, lo tenemos muy claro. Somos firmes defensores del virgen extra. No te vamos a engañar. Entre nuestro personal contamos con profesionales titulados por la escuela española de cata. Pero como no tienes porqué creer en nuestra palabra, hoy te vamos a contar porqué lo hacemos así.

Desmontando el mito

El aceite de oliva virgen extra es un elemento fundamental de la dieta mediterránea. No obstante existe el falso mito de que, únicamente, debe consumirse crudo. Además, también se cree, que usarlo para cocinar, freír o guisar es un sacrilegio. Pero, esta leyenda urbana es falsa. Y son muchos los motivos por los que debemos cocinar con aceite de oliva virgen extra.

Beneficios del aceite de oliva virgen extra

Esta variedad tan pura proporciona una inmensa cantidad de beneficios para la salud. Ya que contiene un alto nivel de ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) y antioxidantes naturales. Por ello, podemos afirmar que resulta imprescindible para nuestro organismo. Por otro lado nos proporciona vitamina E y reduce el colesterol malo. Si juntamos todas estas ventajas, el resultado es muy claro: mejora la circulación sanguínea.

Por todo lo anterior, los expertos recomiendan ingerir dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra cada día. O también usarlo como aliño en nuestras ensaladas de verano, o en cualquier otro plato. Sirve como complemento de la pasta, las anchoas o un buen salmón ahumado natural.

Ventajas

Todas las recomendaciones anteriores, son de aplicación en la cocina. Tanto para freír, guisar o cocinar. Además te aporta 4 ventajas que, a lo mejor, no conoces.

  • Es el único aceite que no pierde sus propiedades a altas temperaturas. Tolera hasta 180 grados sin perder sus propiedades. Esto permite que se conserven a la perfección los nutrientes de los alimentos.
  • El aceite de oliva virgen extra fríe los alimentos y los rodea de una envoltura crujiente. Esta capa no permite que pase la grasa. Como consecuencia disminuye el aporte de calorías.
  • Si se fríe correctamente, el virgen extra no resulta pesado para el estómago. Esto es de gran ayuda a la hora de lograr una buena y correcta digestión.
  • A pesar de que es un poco más caro, el aceite de oliva virgen extra cunde mucho más que otros aceites. Una sola cucharadita se expande en la sartén.

Así que ya sabes porque solo usamos aceite de oliva virgen extra para cocinar. No solo porque nos encante, sino porque tiene muchos beneficios para nuestra salud. Y tú ¿vas a cocinar con aceite de oliva virgen extra? Pues disfruta de nuestra selección: