Anchoas en salmuera: receta

Bienvenido a nuestro blog gourmet. ¿Sientes curiosidad sobre como se elaboran las anchoas en Salmuera? Ya sabes que tienes la posibilidad de comprar anchoas ya elaboradas, pero si te gusta hacer las cosas por ti mismo, aquí te dejamos la forma de preparación de las anchoas en salazón.

¿Qué son?

Las podemos comprar ya preparadas, pero también las podemos realizar nosotros. Aquí van algunas aclaraciones: El pescado es el bocarte, una vez que limpiamos el bocarte pasa por un proceso de elaboración artesanal y el resultado de este proceso es lo que conocemos como la anchoa. En las fábricas de anchoas realizan distintas fases como limpieza, fileteado, salazón o envasado de manera tradicional con tiempos medidos de cada una de las etapas.

Origen de las anchoas en salmuera

Cantabria es reconocida mundialmente por la producción de anchoas. En concreto, el pueblo de Santoña.

Se tiene información de que en el año 1250, Alfonso XI concede a la villa de Laredo la producción de anchoas para que abasteciera al resto de Castilla. Ya en 1880, gracias a una flota italiana de pesca, se establece una fábrica de salazón en Santoña y de esta forma, se convierte en una de las mayores producciones de Europa.

La conserva de la anchoa se conoce desde la época de los romanos. Cuando recubrían un alimento con sal para que se mantuviera conservado durante más tiempo y su óptimo consumo se alargase.

¿Cómo hacer anchoas en salazón?

Te contamos la receta de Anchoas en Salazón para que puedas hacerla en tu casa.

Ingredientes:

  • 1 kilo de bocartes
  • Sal gorda
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Lo primero que hay que hacer es limpiar bien los bocartes. Para ello, les quitamos la cabeza, abrimos por la espina central, retiramos esta y las tripas. Entonces separamos el bocarte en dos lomos y los lavamos con cuidado.

Después, preparamos en una fuente una capa de sal gorda. Ponemos las anchoas sobre ella, colocamos una capa de sal encima de ellas para taparlas. Si tenemos más anchoas, las ponemos por encima sucesivamente tapadas por una capa de sal.

El recipiente donde lo hagamos tiene que tener tapa para una buena conservación. Lo dejamos reposar mínimo 24 horas en el frigorífico. Pero podemos esperar hasta 48-72 horas. Las anchoas del Cantábrico que se elaboran en nuestra tierra permanecen un mínimo de 6 meses curando en sal.

Pasado este tiempo, sacamos las anchoas, las volvemos a lavar y las colocamos en otra fuente con aceite de oliva virgen extra hasta que queden completamente cubiertas.

El último paso, es meterlas de nuevo en el frigorífico y ya las podemos ir comiendo poco a poco. Pero antes de un mes.

¡Ojo! Para hacer las anchoas en salazón o en salmuera se aconseja congelar previamente los bocartes un mínimo 5 días. De esta manera nos aseguramos acabar con el dichoso anisakis.

Así que ya sabes, puedes comprar las auténticas anchoas de Santoña y del Cantábrico en nuestra tienda online o si quieres experimentar puedes hacerlas en casa.

Anchoas en salmuera